Cochabamba, domingo 25 de agosto de 2019

ENTREVISTA CON LA EXPERTA

| | 05 agos 2019

C. Los Cobocitos tienen conocimiento que FUBE está organizando este 9 de agosto el “Día Nacional de la Solidaridad con las Víctimas de Agresiones Sexuales y en contra de la Violencia Sexual en Niñas, Niños y Adolescentes”, coméntenos por favor, cómo nace esta iniciativa.


V. Claro que sí, el 2005,  hacemos nosotros una pequeña caminata de protesta muy pequeña reclamando la celeridad de un caso y nos acompañó una víctima (que ahora es la fundadora de FUBE) a proponer que hagamos una camita solidaria, y el 2006, un 09 de agosto decidimos reunirnos en la plaza principal 14 de Septiembre y llamamos a diferentes instituciones, redes, plataformas, donde les mencionamos la idea de hacer una caminata solidaria y utilizar un listón azul que, como CUBE, ya estuvimos usando en los talleres como forma de solidaridad con las víctimas. La idea fue salir a las calles para demostrar a las víctimas que no estaban solas y que pueden contar con nosotras para romper el silencio.
El año 2006, realmente nos sorprendió la cantidad de personas que asistieron a la Plaza Principal que fueron unas 2.000 personas. Al finalizar la caminata, el gobernador de ése tiempo nos manifestó que podría determinar que el 09 de agosto se conmemore el Día de la Solidaridad con las víctimas de agresiones sexuales, entonces, el 2006 se declara como Día Departamental de Solidaridad con las Víctimas de Violencia Sexual. Ése mismo año hacemos contacto con algunas organizaciones del departamento de Tarija, a los que entregamos todo el material necesario, y allí empiezan a hacer la campaña, es de esa manera que empezamos a organizar para que se establezca el Día Nacional de Solidaridad y se logra este objetivo el año 2007.

C. ¿Hay alguna normativa nacional que refrende éste día?
V. Sí, hay una Ley N° 3773 que declara el día 9 de agosto como “Día Nacional de la Solidaridad con las Víctimas de Agresiones Sexuales y en Contra de la Violencia Sexual en Niños, Niñas y Adolescentes”.

C. A partir de esa fecha si bien se trabajó en normativa, pese a ello, persiste la violencia sexual a niñas, niños y adolescentes, en tal sentido, ustedes hicieron un estudio muy interesante denominado “La Agresión Sexual contra la Niñez y la Conspiración del Silencio”, del cual la Defensoría del Pueblo realizó la presentación del libro, investigación que devela que el mayor porcentaje de la violencia sexual que atraviesan las niñas, niños y adolescentes, se dan en los espacios seguros como son los hogares. Comentemos sobre dicha investigación por favor.
V. Sí, la verdad cuando nosotros empezamos a trabajar desde el año 2004,vimos que no habían casi casos denunciados por violencia sexual, y las personas que rompían el silencio, realmente eran muy pocas porque no se sabía dónde denunciar, tampoco se consideraba como un delito que debería ser denunciado, sino, se trataba dentro de las familias como algo privado. Entonces  el hecho que mostremos junto a las instituciones que estas acciones son delitos, promueve para que todos debamos de denunciar, porque si no se denuncia, se convierten en cómplices.

C. ¿Qué avances se tuvo con la Ley N° 548 Código Niña, Niño y Adolescentes?
V. Creo que hay buenos avances con esta normativa, porque permitió que las niñas, niños y adolescentes puedan ser tomados en cuenta de una forma diferente, se tome en cuenta la prioridad, la confidencialidad, el derecho a la reserva, todas estas situaciones que al principio  cuando nosotros empezamos era muy difícil, es más, el 2004 todavía se hacía el careo entre el agresor y la víctima.

C. ¿Por último, podría emitir un mensaje para prevenir la violencia sexual a niñas, niños y adolescentes?
V. Toda niña, niño y adolescente tiene el derecho a recibir información en primera instancia y conocer los mecanismos que utilizan los agresores sexuales. A veces la sociedad enseña a las niñas y los niños que griten, pero cuando están frente a un agresor sexual a veces es muy difícil hacer esto, entonces, la responsabilidad primaria es de todas las personas adultas que tenemos que brindar a las niñas, niños y adolescentes espacios seguros en los hogares y en las instituciones, además esta población que se encuentra en situación de vulnerabilidad, tenga la posibilidad de diversificar sus redes de apoyo, es decir, que puedan contar con personas a las cuales se les pueda hablar sobre temas que les están preocupando, porque un hecho de violencia sexual, no es de un día para otro, especialmente cuando se genera dentro de las familias, pero si no tienen estas redes de apoyo, difícilmente podrán romper el silencio. En esta institución (FUBE) no se duda de las niñas, niños y adolescentes, se los acompaña.

C. Muchas gracias por la entrevista.
V. A ustedes de los Cobocitos



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « COBOCITOS »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa