Cochabamba, martes 23 de julio de 2019

4 problemas de salud que puedes aliviar con plantas

Para los que no son fanáticos de los fármacos, algunas plantas pueden ayudarlos a aliviar males cotidianos y restablecer nuestra salud para estar al 100%.
BBC | | 11 jul 2019


A veces sentimos alguna molestia pasajera que no amerita la consulta de un profesional, por ejemplo el malestar que sentimos a la mañana siguiente después de una borrachera, o la indigestión tras un comida excesiva, a una picadura o a un simple rasguño en la piel que nos hacemos accidentalmente.

Si eres fan de tomar medicamentos solo cuando son absolutamente necesarios, siempre puedes recurrir a las plantas medicinales que, quizás sin saberlo, tengas en tu jardín o que puedes plantar en algún rincón.

Alys Fowler, horticultora y periodista británica, antigua presentadora del programa "Gardener´s World” de la BBC, y autora del libro "A Modern Herbal", escribió una columna para el periódico The Guardian donde explica cómo aliviar algunos de los males más comunes con plantas.

Recuerda que estos son consejos útiles cuando se trata de males menores, pero ante la duda, si el problema persiste o se trata de algo más serio, siempre debes consultar a un médico.



1. Cortes leves, rasguños y heridas superficiales

En estos casos, Fowler recomienda hacer un emplasto (triturando las hojas y en algunos casos las raíces de la planta limpia) de llantén menor o siete venas (P. lanceolata) y llantén mayor (P. major).

Esta pasta, dice la horticultora, ayuda a la cicatrización y también alivia la picazón producida por insectos.

Ambas plantas crecen en Europa, América del Norte, América Latina y Asia occidental y suelen aparecer en terrenos secos o en los bordes de los caminos.

Según un estudio publicado en la revista "Avances en dermatología y alergología", esta planta perenne tiene propiedades astringentes que se relacionan con la presencia de taninos, emolientes y propiedades suavizantes vinculadas a la presencia también de propiedades antiinflamatorias.



2. Cardenales o moretones

Para estos casos -y también para las ocasiones en que un mal movimiento nos produce dolor muscular- Fowler sugiere un emplasto de hojas de Symphytum officinale.

Esta planta, que en inglés se conoce como "common comfrey" y que pese a ser originaria de Europa hoy se consigue en muchos lados, es ideal en estas situaciones.

Fowler recomienda cubrir la zona afectada y envolverla con papel film para que no deje manchas.



3. Estómago revuelto y resaca

En opinión de la horticultora, nada mejor que un té de menta coreana (Agatache rugosa) para el día después de una borrachera. Calma el dolor de cabeza y ayuda a apaciguar el estómago.

Pero como se trata de una planta que no es tan fácil de conseguir, mejor pasar a su segunda recomendación: té de hoja de limón o melisa (Melissa officinalis).

La experta explica que calma las náuseas, la indigestión y ayuda a relajarnos.



4. Hinchazón e indigestión

"Las semillas de hinojo, comino y eneldo son carminativos y ayudan a la digestión", dice Fowler en su columna en The Guardian.

Triturando las semillas se puede preparar una infusión. Fowler explica que es importante cubrir el té (con un tapa en la tetera o un plato, si lo preparamos en una taza) para mantener intactas sus propiedades.

Según un cuadernillo informativo del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido, tanto el té de hinojo como el de manzanilla y menta piperita ayudan a combatir las flatulencias.

 Fíjate de dónde provienen



Muchas veces nos sentimos atraídos y tentados por algunos negocios callejeros que nos ofrecen algunas plantas y hierbas aparantemente “frescas”. Quizás sí estén frescas, sin embargo, es necesario saber que estamos adquiriendo estos productos de un lugar que no es capaz de garantizar que estas plantas fueron regadas con agua limpia y que son completamente saludables para el consumo.

Muchas veces el agua de riego que utilizan en algunas zonas es de dudosa procedencia y podría llegar a enfermarnos aún más.

Cuidado con los excesos

Debemos tener mucho cuidado al consumir plantas, en cualquier presentación, ya que algunas pueden tener efectos negativos en el organismo a la larga.

Por ejemplo, las personas que sufren de la tiroides tienen prohibido el consumo de algunos productos.

Por otro lado, algunas infusiones no deben consumirse en esceso. Entre ellas están el té verde, té negro, rojo o blanco y cola de caballo. 



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa