Cochabamba, martes 23 de julio de 2019

¿Es verdad que la píldora anticonceptiva engorda?

Esta pastilla influye en varios procesos del organismo femenino, pero ningún estudio ha garantizado o descartado su influencia en el peso corporal femenino.
BBC | | 11 jul 2019


Se culpa a esta píldora de muchas cosas, desde la contaminación hasta de quitarle el atractivo a las mujeres, pero uno de los cargos más desagradables que se le puede imputar a la píldora anticonceptiva es que engorda.

De hecho, el aumento de peso es el efecto secundario más común de la píldora combinada, el tipo más popular, que contiene tanto estrógenos como progesterona producidos en laboratorio.

Es por esto que las compañías farmacéuticas incluyen esta información en sus prospectos.

Pero después de varias décadas de investigación, no hay ninguna evidencia concluyente de que ese efecto secundario sea real.

La revisión más extensa hasta el momento abarcó 49 estudios de la píldora combinada y encontró que "no hay un efecto a gran escala evidente". Pero también que no había suficientes investigaciones bien realizadas como para estar seguros.

Los investigadores descubrieron que esto es cierto sin importar qué tipo de progesterona contenía la píldora combinada.

De forma similar, otros estudios que analizaron las píldoras que contienen solamente progesterona encontraron pocas evidencias de este efecto.

La persona media aumenta algo más de medio kilo al año durante la mayor parte de su vida. Esta subida de peso comienza al principio de la vida adulta que, por cierto, coincide con la época en la que la mayoría de las mujeres comienzan a usar la píldora.

Sin duda, es tranquilizador poder culpar a este fenómeno de "arrastre de peso" por algo que no sea comer en exceso.

Aun así, no está todo en nuestras cabezas.

Aunque los estudios a gran escala no han encontrado que la píldora cause aumento de peso, su uso sí puede cambiar la forma y la composición del cuerpo de una mujer.

Hay tres grandes razones para esto y tienen que ver con el músculo, la retención de líquidos y la grasa.

Los transexuales a menudo también toman estas hormonas por la misma razón.

La "figura de reloj de arena" femenina emerge a medida que los diferentes tipos de tejido graso responden de manera diferente a estas hormonas.

Por ejemplo, la grasa subcutánea, el tipo que las mujeres llevan alrededor de los muslos, las caderas y los senos, contiene muchos receptores de estrógeno.

En teoría, es fácil ver cómo cambiar el equilibrio hormonal de una mujer podría alterar el lugar donde se almacena la grasa.



Hinchazón celular

Finalmente, está la principal amenaza para muchas mujeres de la píldora anticonceptiva: la hinchazón.

Esa irritable sensación de hinchazón ocurre porque los estrógenos también afectan a la forma en que el cuerpo metaboliza el agua, al influir en la producción de ciertas proteínas en los riñones.

El resultado final es que el cuerpo retiene más líquido de lo que normalmente lo haría.

Esto hace además que las células de grasa se inflamen.

Debido a que las mujeres tienden a almacenar más grasa en sus senos, caderas y muslos, estas áreas pueden expandirse más.

Esto también ocurre en las mujeres que no toman la píldora, aunque en menor escala, durante la semana justo antes de su período. Pero la píldora anticonceptiva lo exagera.

Apofenia



María Gallo, endocrinóloga en la Universidad Estatal de Ohio, considera que la creencia de que existe una conexión entre la píldora y el peso se debe a un sesgo humano natural.

Las personas son expertas en encontrar patrones a nuestro alrededor, incluso donde no hay ninguno.

A eso se le llama apofenia.

Es la razón de que nos puede tan fácil comparar los pimientos con los políticos, por ejemplo.

DESCUBRIMIENTO

En 2009, Steven Riechman, fisiólogo en ejercicio en la Universidad de Texas, descubrió por accidente, mientras hacía un análisis, que las mujeres que tomaban la píldora ganaban 40 por ciento menos de músculo que las que no la tomaban.

“Ese resultadio llamó mucho la atención”, dice Riechman.

Acumulación de grasa



La píldora podría estar cambiando los cuerpos de las mujeres, así como influye en la proporción de músculo en nuestros cuerpos lo haría sobre la grasa, específicamente en los lugares donde se almacena.

En la pudertad, el estrógeno y la progesterona son responsables del desarrollo de características “típicamente femeninas”.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa