Cochabamba, sábado 20 de abril de 2019

La menopausia en la pareja

Carmen Sala Salmerón es especialista en calidad de vida de la mujer y reflexiona sobre esta etapa.
Efe/salud | | 11 abr 2019


“Los hombres, señores y caballeros, esquivaron nuestras palabras y se refugiaron en la banalidad, donde la lluvia fina oculta significados. Entonces, me pregunté si ellos, nuestras parejas, convivían, entendían, valoraban, nos apoyaban o ayudaban en esta etapa tan desconcertante de nuestra vida”, reflexiona la especialista en calidad de vida de la mujer, pero no “menopausióloga”, Carmen Sala Salmerón.

“Los hombres no entienden que las mujeres nos levantamos a las tres de la madrugada, con un sofoco tremendo, chorreando, sudadas, con mal humor, y que tengamos que cambiarnos de camisón o incluso darnos una ducha de agua fría, mientras ellos siguen roncando a garganta suelta.

Sí, nos disminuye la libido. No tenemos muchas ganas de mantener relaciones sexuales, la verdad, porque se reduce nuestro deseo y, además, el propio acto del coito nos duele… y por eso ponemos excusas y no queremos hacer el amor con la misma intensidad y ganas que antes de que apareciera la menopausia.

Engordamos unos cuantos kilos y estamos malhumoradas. Nos pasamos todo el día diciéndonos a nosotras mismas, y a quien quiera escucharnos, cómo podríamos aligerar ese exceso de grasa de nuestro cuerpo.

Tenemos, también, las emociones alteradas en el trabajo, donde se puede escuchar la típica frase: “Déjala, que está menopáusica” y, para colmo de males, nos agobian los problemas de nuestros hijos e hijas, adolescentes o jóvenes inmaduros, o, posiblemente, nos agota el cariñoso y comprensible turre de nuestros padres, muy mayores”.

Paciencia y cariño ante todo

La experta Carmen Sala Salmerón recomienda a las parejas que si antes acompañaron a la mujer cuando eran novios, en las contracciones del embarazo y todo lo demás, ahora, en la menopausia requieren de mucha comprensión y ayuda.

“Debéis acompañarlas a la consulta de su ginecóloga, para que no se sientan solas contando sus soledades. Es fundamental vuestra participación en el tratamiento menopáusico”, dijo.

Recomendó también que si la mujer esté triste no se pongan de mal humor con ella. “ sentaos a tomar un café, o una copita, y hablad con ella… dale un abrazo… dile que la quieres”, aseguró en el tono clásico español.

Agregó que el varón no debe hacer notar los kilitos de más, sino mas bien elogiar su belleza e imagen personal, ya que les rellena sus arruguitas faciales… “¡qué más dan unos kilos de más! Es mucho mejor que les digáis: cariño, me encantan tus curvas porque son más divertidas que las líneas rectas”.

Para minimizar

los trastornos

En esta etapa aumenta el riesgo de sufrir problemas como la osteoporosis, problemas cardiovasculares, incontinencia urinaria, sofocos, trastornos de ansiedad. Aquí, unos consejos para una vida saludable:

1.-Ejercicio físico: Es una manera excelente de mantener en forma los huesos, articulaciones y músculos. Con un entrenamiento adaptado a las características individuales se puede mejorar la flexibilidad, la amplitud de los movimientos articulares, el tono muscular, favorecer la circulación o mejorar la capacidad respiratoria.

2.-La práctica de métodos de relajación puede obtener resultados positivos como la disminución de tensión, y por tanto menos ansiedad o angustia; mejor concentración y memorización; y aumento de la autoestima y del control emocional en esta etapa de especial inestabilidad.

3.-Hábitos tóxicos: dejar de fumar, consumir café o bebidas alcohólicas repercute en una mejor absorción del calcio de los alimentos y es fundamental en la protección cardiovascular.

4.-Prevenir la osteoporosis: La tendencia a la pérdida de masa ósea con predisposición a la fractura es habitual en esta etapa. Caminar todos los días al menos media hora y enriquecer la dieta con alimentos ricos en calcio: productos lácteos, frutos secos, sardinas y anchoas; y en menor proporción en legumbres y vegetales verdes oscuros (espinaca, acelga, brocoli), es una forma de prevenir. Una recomendación: para absorber bien el calcio es importante que los niveles vitamina D sean óptimos y lo mejor para activarlos es tomar el sol.

5.-Alimentación equilibrada: En la etapa de la menopausia hay una tendencia a aumentar de peso, con una redistribución del tejido adiposo que favorece su acumulación en la zona abdominal. Si se exceden las necesidades energéticas recomendadas (1.800 calorías según la OMS), se tenderá fácilmente y de forma progresiva a la obesidad.

6.-Cuida tu suelo pélvico: la carencia hormonal favorece la aparición de incontinencia urinaria y prolapso genital en mujeres que han tenido hijos y no han recuperado ni cuidado la musculatura del suelo pélvico en los años posteriores. Es fundamental en esta etapa realizar revisiones ginecológicas periódicas y realizar ejercicios de fortalecimiento.

7.-Sofocos: Para prevenir o minimizar los desagradables sofocos y la sudoración nocturna existen complementos alimenticios que ofrecen un suplemento beneficioso. Hablamos de las isoflavonas de soja, el trébol rojo, lúpulo o la salvia.

8.-Protege la piel: El desbarajuste hormonal también afecta a la piel. Deshidratada, esta se vuelve menos elástica, se seca y se arruga; por eso es momento de nutrirla con ingredientes beneficiosos: vitamina E, borraja y onagra.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa