Cochabamba, martes 21 de mayo de 2019

Sedeges certifica a seis centros para adictos, pero hay 14 ilegales

La directora Casimira Rodríguez anunció que pedirá la acreditación de los servicios privados de rehabilitación de Cochabamba. Un asambleísta solicita auditoría de los fondos asignados al Programa Camino.
| mARÍA LUISA MERCADO WhatsApp: 67465193 | 10 mar 2019





Seis centros de rehabilitación para drogodependientes están acreditados por el Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) de la Gobernación de Cochabamba. “Veremos algunas medidas para que se acrediten”, anunció la directora del Sedeges, Casimira Rodríguez.

La mayoría de los 20 centros no gubernamentales están destinados a personas en situación de calle, y 14 carecen de certificación para su funcionamiento.

Los que están acreditados tienen seguimiento y deben cumplir ciertos requisitos, además de presentar informes. También se pueden beneficiar con becas alimenticias, como es el caso de Tiquipaya Wasi.

El Sedeges administra el Programa Camino, que atiende a adolescentes en situación de calle y drogodependencia. Hay 15 varones de 10 a 18 años de edad y 17 mujeres de 12 a 18 años, que reciben servicios de salud, psicosociales, vestimenta, alimentación y educación. El régimen es abierto.

El equipo multidisciplinario que atiende a este grupo está integrado por una trabajadora social, psicólogos, enfermeras, odontólogo, educadores, pedagogos y médicos. Los expertos ofrecen a los adictos terapia, empezando por el acogimiento, luego están las etapas de precomunidad y comunidad, hasta la reinserción. El programa de rehabilitación dura dos años, indica Rodríguez. En 2018, se dio el alta terapéutica a dos estudiantes que, además de haber pasado las cuatro etapas de rehabilitación, se capacitaron en alguna carrera técnica. El egreso de los adolescentes estuvo acompañado por las familias y la Defensoría de la Niñez y Adolescencia.

“En cada una de las etapas se hace un acto para que los adolescentes valoren los obstáculos que han vencido”.

En el programa Camino, el grupo es voluntario y sus actividades están planificadas para cada hora. Ellos se autoevalúan los avances diarios, según Rodríguez.

AUDITORÍA

El asambleísta departamental Freddy González (Demócratas ) solicitó una auditoría especial de los recursos asignados a los centros de rehabilitación de drogodependientes del Sedeges. En la última inspección del Centro Programa Camino, que funciona en la avenida capitán Ustáriz, Gonzáles observó la presencia de 13 personas, lo que despertó “dudas” respecto a la labor que Sedeges cumple en la reinserción de adictos.

El programa Camino de San Benito acoge a un promedio mensual de 13 a 15 adolescentes mujeres en régimen abierto.

“Solicitamos una auditoría especial del Programa Camino, porque la cantidad de adolescentes que se atiende en cada centro no tiene proporción con presupuesto”, observó.

Los fondos recurrentes de todos los años son de al menos un millón de bolivianos, afirmó Gonzáles.

Según el asambleísta, el resultado es “escaso, porque no hay un programa serio de rehabilitación y el número de trabajadores sobrepasa la cifra de internos”.

El Programa Camino cuenta con 20 profesionales abogados, psicólogos, médicos, educadores y enfermeras. Gonzáles opinó que hay “una falla grande” respecto a políticas para personas en situación de calle y de adicción a las drogas y a la clefa.

En las calles ha proliferado el número de niños, niñas y adolescentes en situación de calle. En el Cercado no solo están en la Coronilla y Ayacucho y Aroma. Se han expandido a la zona San Pedro y al norte en las avenidas Circunvalación esquina Pando y en la Santa Cruz. Los consumidores de clefa han llegado al oeste y también a otros municipios del Eje Metropolitano. 

Gonzáles añadió que las condiciones de infraestructura del programa Camino no son óptimas, pese al presupuesto asignado a este tipo de centros.

Detalló que en el Plan Operativo Anual (POA) 2015, el presupuesto era de 1.645.700 bolivianos. En 2016, se asignó 1.035.500 bolivianos; el mismo monto en 2017 y en 2018. Para este año hay 1.050.000 de presupuesto para el Programa Camino.

El asambleísta solicitó una auditoría especial de los gastos y del número de adolescentes atendidos en cada gestión.

De acuerdo a Gonzáles, en 2015, en la fase de acogida no había nadie y en precomunidad terapéutica, 41 personas. En 2016 había 15 personas; en 2017 se registró a 44 albergados en el Programa Camino y, en 2018, el número de beneficiarios se elevó a 57, pero en la inspección se vio a 23 adolescentes.

En la fase de Comunidad Terapéutica había en 2015 un total de 21 adolescentes; en 2016 se albergó a 15 personas. En 2017 estaban en el programa 12 adolescentes y en 2018 había 7 jóvenes.

Retraso

El proyecto del Centro Bimodal para drogodependientes de Playa Ancha, data de 2015. Las obras empezaron en febrero pasado y se prevé que alberguen a 300 personas de 10 a 18 años.

DATOS PARA TOMAR EN CUENTA

Construyen centro integral en Capinota 

El Centro Bimodal para Drogodependientes se construye en Playa Ancha, en el municipio de Capinota, desde el 6 de febrero pasado. Es un proyecto del Eje Metropolitano. La inversión total es de 30.667.271 bolivianos y el plazo de ejecución, de 460 días. El centro cerrado albergará a niños, niñas y adolescentes, según el asambleísta Freddy Gonzáles (foto).

El Comité Técnico avanza en normativa

La directora del Servicio de Gestión Social, Casimira Rodríguez, anunció que se tiene un Comité Técnico de la Región Metropolitana con la secretaría y las instituciones que diseñan el reglamento de funcionamiento del Comité y un consejo departamental para el Centro Bimodal de Drogodependientes de Playa Ancha. También se trabaja en el equipamiento.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa