Cochabamba, martes 20 de noviembre de 2018

Falta de dinero y enfermedades fueron el freno para continuar

El hondureño José María, de 39 años, decidió llegar hasta Estados Unidos, pero antes de cruzar la frontera mexicana regresó en uno de los buses ofrecidos en un operativo de los gobiernos de Honduras y Guatemala.
BBC / EFE Twitter: DiarioOpinion | | 04 nov 2018



Cruzó Guatemala con su hijo de tres años, pero decidió abandonar la caravana. “Me fui sin nada y regresé sin nada”.

José María, hondureño de 39 años, se unió a la caravana, pero la salud de su pequeño y el río Suchiate de la frontera entre Guatemala y México frenaron su decisión de continuar hacia Estados Unidos, según BBC News Mundo.

Más de 4 mil migrantes hondureños de los que salieron en caravana hacia Estados Unidos desde el pasado 13 de octubre retornaron a su país “voluntariamente”, informó una fuente oficial en Tegucigalpa (Honduras), según EFE.

En un comunicado, el Instituto Nacional de Migración (INM) indicó que los migrantes retornaron por los puntos de Agua Caliente, El Florido y Corinto, frontera con Guatemala, “luego de desistir de continuar la ruta migratoria hacia Estados Unidos”.

José María explicó que decidió irse debido a la pobreza “tremenda”. Se llevó con él a su hijo Neiser, de 3 años. Se despidió de su mujer, Fátima, de 29 y su hija Katerine, de 6.

Tomó una mochila con un cambio de ropa para él y otro para su hijo. “No llevaba nada dinero, pero luego me regalaron 150 pesos mexicanos”.

Caminó durante siete días, hasta llegar a Tecún Umán, donde el río Suchiate separa a Guatemala de México. Ahí, había un operativo conjunto de los gobiernos de Honduras y Guatemala que ofrecía el retorno en autobuses a los que así lo desearan.

“Lastimosamente decidí regresarme porque no llevaba dinero y mi hijo empezó a sufrir de asma”.

No sabe si fue la mejor decisión. “Por mucho que trabajo como jornalero, haciendo de ayudante de albañil o en el campo, lo máximo que puedo ganar al día es 150 lempiras (unos 6.3 dólares)”.

Dice que “solo para comer bien” una familia de cuatro integrantes necesita diariamente unas 180 lempiras (7.5 dólares)”.

Donde vive no hay pavimento ni entran los coches. Los menos pobres, tienen casas de barro. Los demás, de lámina.

Él y su familia no tienen casa. Viven en la de un tío.

Con el retorno de más de 4 mil hondureños, según EFE conforme al Sistema Nacional de Control Biométrico Migratorio de Honduras, se registró el ingreso de 2.371 hombres y 650 mujeres, para hacer un total de 3.021 personas adultas, a las que se suman 1.046 menores de edad, entre niñas, niños y adolescentes. Además, explicó el INM, se aplicaron a la fecha 503 impedimentos de salida por incumplimiento de requisitos de salida del país, según la Ley de Migración y Extranjería, de los cuales 114 corresponden a menores de edad.

Los retornados, según la misma fuente, fueron trasladados de manera ordenada y segura mediante el Operativo Retorno Seguro, coordinado por la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), a los Centros de Atención al Migrante Regular (CAMR) habilitados para adultos como para menores de edad y unidades familiares.

EN MÉXICO El embajador de Honduras Alden Rivera les hizo un llamamiento a sus compatriotas que están cruzando México, para que aprovechen la oportunidad que ofrece el Gobierno de ese país con el fin de que puedan optar a una legalización.

Manifestó que el programa “Estás en tu casa”, ofrecido por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, para los inmigrantes centroamericanos posibilita que las personas presenten solicitud de refugio en ese país. Además, “podrán salir de los albergues, asegurándose techo, alimentación, seguridad y cuidado médico; y al tener libre circulación, podrán optar a los beneficios del programa de empleo (...)”, enfatizó Rivera a Radio Cadena Voces en Tegucigalpa.

Educación

La ayuda en México incluye educación de primera calidad para quienes viajan con sus hijos y la posibilidad de acceso al sistema médico en Chiapas y Oaxaca.

60 por ciento En la pobreza

Más del 60 por ciento de los hondureños vive en la pobreza, según el Instituto Nacional de Estadísticas.

Los ingresos de la mayoría de las familias no alcanzan ni para cubrir el costo de la canasta básica, que incluye alimentos y otros servicios.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa