Cochabamba, miércoles 12 de diciembre de 2018

Mujeres yuquis no se enamoran y son entregadas a hombres mayores

| | 07 oct 2018



Todavía ocurre en dos o tres mujeres de cada 10 en el pueblo indígena Yuqui. Hay niñas que cuando entran a la adolescencia, y cumplen 12 o 13 años, son “entregadas” por sus mismos padres a hombres mayores. “No se enamoran”, pero se convierten en esposas y quedan embarazadas muy jóvenes.

El asambleísta indígena de ese pueblo, Abel Iaira, explica que aunque los índices bajaron en los últimos cinco años, de 50 por ciento a un 25 por ciento , esa práctica continúa en su pueblo.

La comunidad de Bia Recuaté es el referente del pueblo Yuqui que está asentado en un territorio distante a 50 kilómetros de Chimoré en el Trópico de Cochabamba. A él se accede luego de más de una hora de viaje por un dificultoso camino en el monte, desde que termina el empedrado que se toma de la zona de Cesarzama. Es un pueblo en extensión, hecho relacionado a aspectos de salud.

La tuberculosis, neumonía, anemia, diarreas y conjuntivitis son afecciones comunes, al igual que las muertes, en las familias yuquis.

Cuenta con 360 habitantes. La mayoría de los yuquis es adolescente o joven.

Aunque, en la actualidad, se introdujo la actividad de la agricultura, los varones todavía se dan a la tarea de cazar y pescar principalmente, mientras las mujeres se dedican al cuidado de los niños, cocinar y algunas a tejer para hacer artesanía.

Entre los problemas sociales del poblado está el del embarazo adolescente. El tema de sexualidad es tratado en las asambleas que son encabezadas por las autoridades del territorio y el asambleísta Iaira. Pero, muchos adolescentes y los padres de familia “se van” cuando oyen al respecto.

“Antes era hasta un tema de cultura lo del embarazo a temprana edad. Pero, no está bien”, dice Iaira.

La autoridad explica que hasta hace cinco años, el 50 por ciento de las mujeres quedaba embarazada en su adolescencia.

“Usted llegaba al pueblo y podía ver las chicas pequeñas embarazadas, de 11, 12 años. Ahora, ha bajado harto. Estamos hablando de tres, de dos de cada 10. No se ve mucho”.

En la actualidad, la cifra bajó a un 25 por ciento . En todos los casos, dejan sus estudios.

Sin embargo, aún es un aspecto de conflicto para las autoridades indígenas, porque no se trata de relaciones en las que las jóvenes elijen a su pareja.

“Ojalá al menos fuera que enamoran con alguien, pero no. Todavía las entregan a personas mayores. Muchas veces, los padres incitan a que ocurra esto (embarazos). El papá ve que el hombre puede mantener una familia y entrega a la niña de 12 o 13 años”.

Enfatiza que es un tema delicado que se va superando de a poco.

“Hoy en día, ya se ve menos (casos), porque ya sabemos de que hay delitos, y podemos denunciar”.

Las mujeres yuquis tienen entre 4 y 6 hijos cada una.

El asambleísta insiste en el tema de información y con no esconder la realidad para afrontarla.

“Antes la gente trataba de ocultarlo. Pero, ahora se habla. Así tiene que ser”.

La visita de instituciones como el Defensor del Pueblo, defensorías de la Niñez y Adolescencia y otras ayudó a poner el tema en la mesa de diálogo entre los indígenas yuquis.

“Tenemos que trabajar más, hablando con las niñas y las mamás en especial, porque los papás no viven mucho con los hijos en la comunidad”.

En el colegio no se tratan estos temas. Los representantes del pueblo asumieron ese rol. Pero, no todos aceptan o quieren tratarlo. Muchos se alejan del grupo, cuando se incluye el problema del embarazo adolescente no deseado en las asambleas.

“Yo me veo obligado a hablar. Lo tengo que hacer personalmente y sin miedo. Tengo que hacer comparaciones y mínimamente llamar la atención. Hay que saber llegar a la gente para que nos escuche, pero muchos se alejan”.

Las adolescentes yuquis son tímidas. Evitan conversaciones con extraños.

Suelen salir a poblados de Chimoré e Ivirgarzama. A las autoridades también les preocupan las enfermedades venéreas.

Los papás

En lo casos de embarazos adolescentes de los yuquis, influye la decisión de los padres de las colegialas. Ellos deciden a quién entregar a su hija, tomando en cuenta que sea un hombre que pueda mantener una familia.

4-6

Hijos

Las mujeres indígenas del pueblo Yuqui tienen entre 4 y 6 hijos cada una. Su primer bebé, en buena parte de la población femenina, nació cuando ellas eran adolescentes.

Antes el tema se escondía, pero, ahora, las autoridades de la comunidad tratan el tema abiertamente, aunque no todos están prestos para escuchar y, entre padres e hijos, abandonan las asambleas.

Las autoridades piden que profesores y el personal de salud se involucre en el tema.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa