Cochabamba, domingo 23 de septiembre de 2018

Nuevo auto deportivo se mueve con hidrógeno

El H2 Speed tendrá una edición especial de 12 unidades. Los clientes de Pininfarina podrán tenerlo a finales de año. 
REDACCIÓN/ABC vidadehoy@opinion.com.bo | | 13 mar 2018



El laboratorio de ingeniería suizo GreenGT y el estudio de diseño italiano Pininfarina presentaron el H2 Speed, un deportivo que utiliza un propulsor eléctrico de hidrógeno de alto rendimiento, un combustible limpio, que puede recargarse en un tiempo aproximado de tres minutos.

El nuevo modelo está centrado en la conducción confortable y lujosa, y en las prestaciones destacadas de un coche de competición.

Tendrá una edición especial de 12 unidades que serán comercializados por Pininfarina.

El H2 Speed monta cuatro propulsores eléctricos de pila de combustible, respetuosos con el medio ambiente, que entregan una potencia máxima de 653 CV y con los que alcanza una velocidad máxima de 300 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 3.4 segundos.

Según Green GT, tiene una autonomía equivalente a la de un automóvil de carreras con el mismo rendimiento y su tiempo de repostaje se completa en tres minutos.

El H2 Speed, cuyas primeras unidades se entregarán a los clientes a finales de año, tiene un diseño muy aerodinámico. Su carrocería de carbono mejora su rigidez y robustez. Tuvo que ser modificado en algunas zonas con respecto al modelo de 2016 para poder ajustarse al chasís y a las exigencias de refrigeración que demanda este sistema de propulsión, y unas prestaciones notables.

Presenta un color azul dividido con una raya roja que recorre la mitad del vehículo. Otra de las características del H2 Speed es que la tracción se realiza en las ruedas traseras y, además, carece de caja de cambios, de embrague y de diferencial mecánico.

En cuanto a las dimensiones, se han modificado. Este deportivo propulsado por hidrógeno mide 4.730 milímetros (mm), tiene una altura de 1.113 mm, una anchura de 1.956 mm, una batalla de 2.968 mm, un peso 1.430 kilos y una capacidad del tanque de combustible de 8.6 kilos de hidrógeno.

La suspensión es propia de un coche de competición y recurre a un sistema independiente y a un equipo de frenos de carbono que facilitará las tareas a la hora de detener los 662 caballos que entrega. Además, cuenta con un sistema de recuperación de la energía de frenado.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa