Cochabamba, Bolivia, Domingo 19 de marzo de 2017
Informe Especial
La Aduana regional decomisó mercadería ilegal valuada en más de 55 millones de bolivianos durante 2016.

La Llajta es la cuarta ciudad del país donde hay más decomisos aduaneros

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 58.662790697674
Compartir
Por: DAYANA FLORES A. | 19/03/2017



Conocer el “escondite” de la mercancía de contrabando que ingresa al país no fue tarea fácil. Los funcionarios de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) desplegaron un trabajo de inteligencia minucioso que se prolongó por un mes y,al final, los resultados fueron “históricos” para el país: decomisaron mercadería valuada en 5.5 millones de bolivianos en Tiquipaya, Cochabamba.

Ese operativo se realizó en enero de esta gestión. Hubo intervenciones similares en el departamento en 2016 y, en total, ese año, la Aduana regional incautó más de 55 millones de bolivianos en mercadería ilegal.

Con esa cifra, el departamento se constituye en el cuarto del país donde más bienes indocumentados se decomisaron el año pasado. En primer lugar está Oruro, donde -solo entre enero y octubre de 2016- hubo 1.384 operativos que permitieron interceptar artículos por un valor de más de 136 millones de bolivianos, de acuerdo a la Rendición Pública de Cuentas de 2016 de esa institución.

La representante de la Aduana regional Cochabamba, Dirsey Vargas, informó que su institución realizó 1.272 operativos en la Llajta durante ese mismo período.

Pese a que esa cifra no contabiliza las dos últimas intervenciones más importantes que se realizaron este año en Cochabamba, Vargas se refirió a ambas por la relevancia que cobraron en el territorio nacional.

En principio, destacó el operativo de Tiquipaya, debido a que dio con unos galpones, donde se guardaba mercadería de línea blanca y negra.

Preliminarmente, la Aduana informó que se encontraron 967 televisores, 506 refrigeradores, 589 lavadoras y 370 microondas. Ese caso aún está en curso, por lo que la cifra puede variar con el transcurso del tiempo.

Al ser descubiertos, los contrabandistas intentaron destruir los bienes, pero la intervención oportuna de la Unidad de Control Aduanero (UCA) permitió detenerlos y posteriormente remitirlos a recintos penitenciarios de Cochabamba.

Ese no es el único “duro golpe” que la institución dio al contrabando en Cochabamba este año.

El segundo que destaca sucedió en Anzaldo el mes pasado.

La UCA y un grupo militar allanó unos depósitos donde habían 11 camiones que contenían 245 lavadoras, 30 refrigeradores, 40 repuestos de electrodomésticos, 23 cajas de juguetes, 359 cajas de focos, 62 empaques de radioparlantes, entre otros bienes. Todo tenía un valor aproximado de 1.1 millones de bolivianos.

Los propietarios pretendían fugar, pero, gracias al respaldo del Comando Departamental de la Policía, se los detuvo.

DENUNCIAS

El hallazgo de mercancía de contrabando es gracias a un trabajo de inteligencia pero, según Vargas, la población también puede contribuir.

El departamento está tomando conciencia sobre el daño económico que deriva del tráfico de mercancía ilegal, por lo que alerta a la Aduana. Solo entre enero y octubre de 2016, la institución recibió 14 acusaciones en contra de contrabandistas que operaban en Cochabamba.

De total, ocho terminaron en decomisos y las restantes están en proceso de investigación.

Las incautaciones que resultaron de algunas acusaciones hechas en Cochabamba superan los 513 mil bolivianos. La Aduana aún está en proceso de recompensar a las personas, municipios o comunidades que alertaron.

Pese a que gran parte de las alertas se ratificaron, son pocas respecto a otros departamentos del país. En La Paz, por ejemplo, en 10 meses de 2016 se recibieron 42 denuncias en contra de contrabandistas.

Vargas recordó que se mantiene en reserva la identidad del denunciante y, además se lo compensa con el 20 por ciento de la mercadería incautada. Mientras que si la denuncia es presentada por una comunidad, se lleva el 40 por ciento de la mercancía ilegal.

DESTINO

La Aduana aclaró que los bienes incautados tienen tres tipos de destino: su adjudicación, destrucción o subasta (si están en buen estado).

Generalmente, el Ministerio de la Presidencia y el de Economía y Finanzas Públicas se adjudica la mercancía que incauta la Aduana.

130 toneladas de bienes decomisados el año pasado en Cochabamba, por ejemplo, se fueron al primero al Ministerio y 3.5 al segundo.

3 ciudades denuncian más el contrabando

Considerando que la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) ofrece recompensa a los bolivianos que denuncien el contrabando, hay tres ciudades del país que alertaron más en 2016.

Se trata de La Paz, con 42 denuncias; Potosí, con 28 y Oruro con 26. En el último departamento, 24 del total de notificaciones terminaron en decomisos.

Seguridad nacional depende de la Aduana

La Aduana Nacional de Bolivia (ANB), al margen de ocuparse del control de contrabando, tiene asignadas tareas que “garantizan la seguridad nacional”.

La representante de la Aduana regional Cochabamba, Dirsey Vargas, indicó que, por ejemplo, garantizar que la carne y otros productos sin registro sanitario no ingresen al país.

2 Opciones para subastar decomisos

La Aduana destina la mercadería de contrabando decomisada a subastas electrónicas. No obstante, solo califican los bienes que estén en perfecto estado. También organiza remates ecológicos

Ropa usada se dona a textileros del país

La prendería de segunda mano indocumentada que incauta la Aduana en territorio nacional se destruye y luego es entregada a los textileros para que la usen como materia prima.

De esta manera, ese sector del país, puede darle un valor agregado a esas mercancías que atentan contra la actividad económica que desarrollan.





  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.