Cochabamba, domingo 23 de septiembre de 2018
Solamente hay 77 respiradores mecánicos

Cochabamba tiene un déficit de 155 camas de Terapia Intensiva

En algunos casos los pacientes deben deambular por los servicios de salud públicos y privados para ser atendidos por la saturación que hay en algunas unidades de este tipo.
| | 14 feb 2018 |

LA SALA DE TERAPIA INTENSIVA DEL HOSPITAL VIEDMA.  DICO SOLÍS



El sonido de una ambulancia advierte la llegada de un paciente a una clínica privada que solamente tiene cuatro camas de terapia intensiva.

El enfermo, de 40 años, un accidentado que no pudieron recibir en el hospital Viedma por la falta de espacio es internado en el respirador cerca de la medianoche de un viernes.

La familia llora por su estado de salud y los minutos perdidos en la búsqueda de un ventilador mecánico, que podrían poner en riesgo su vida.

Esta historia se repite en muchos hospitales del departamento que no cumplen con las condiciones requeridas para instalar la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

La Federación Panamericana de Sociedades de Medicina Crítica y Terapia Intensiva (Fpsmcti) recomienda que el 10 por ciento de las camas de un hospital sea de terapia intensiva, pero ninguno cumple en Cochabamba con esta recomendación.

En el departamento hay 2.273 camas de internación en los hospitales públicos y privados, por lo que deberían estar habilitadas 227 en las UTIS, sin embargo, solamente hay 72 respiradores mecánicos (equipos de terapia intensiva) en todo el departamento, lo que indica que hay un déficit de 155 espacios.

20 de esos 72 respiradores también pueden funcionar como servicios de terapia intermedia.

El hospital Viedma es el que cuenta con el mayor número de camas con respiradores, son ocho. Pero ese número no es suficiente para la cantidad de camas habilitadas en las salas que son 200, por lo que solamente allí hay un déficit de 12 equipos.

En el servicio privado, el mayor número de ventiladores lo tiene la clínica Los Angeles, con 10 unidades.

El presidente de la Sociedad de Medicina Crítica y Terapia Intensiva de Cochabamba, Ramiro Maldonado, indicó que esas cantidades son totalmente insuficientes para los dos millones de habitantes que tiene el departamento.

“La falta de respiradores es un problema de todos los días, pero para armar una unidad, necesitamos muchos recursos humanos e insumos. Son grandes inversiones”.

Cuestionó el hecho de que las UTI no cumplan con los requisitos mínimos establecidos a nivel nacional, que serían de seis camas para el establecimiento de estos ambientes.

Indicó que hay hospitales como el Gastroenterológico Boliviano Japonés, que tiene tres camas la igual que la Caja Petrolera de Salud.

“Los centros médicos no cumplen, pero tampoco se les puede pedir que no funcionen porque, aunque exista un mínimo de máquinas, se las necesita”.

ALQUILER DE CAMAS Indicó que la falta de camas en ciertos centros médicos, especialmente con los seguros sociales, deriva en el alquiler de servicios de clínicas particulares, lo que representa un alto costo de aproximadamente 1.000 dólares por día.

10

Camas

La clínica con mayor número de respiradores en Cochabamba es Los Ángeles, que tiene 10 camas.

16

Centros médicos

En todo el departamento, 16 centros médicos y hospitales cuentan con los servicios de Terapia Intensiva.

Solamente hay 20 intensivistas

Cochabamba es uno de los tres departamentos del país que forma especialistas en Medicina Crítica y Terapia Intensiva. En muchos casos los profesionales terminan saliendo al interior del país para trabajar por la alta demanda que tienen del servicio. Al año se capacitan a tres especialistas en el hospital Viedma, pero desde esta gestión se formarán dos más en el hospital Univalle y otros dos en el hospital Boliviano Belga.

Según el presidente de la Sociedad de Medicina Crítica y Terapia Intensiva de Cochabamba, Ramiro Maldonado, solamente hay 12 personas afiliadas a este ente, pero otras ocho también trabajan en clínicas particulares del departamento.

Manifestó que en el país no hay las condiciones para enseñar a pacientes en cuidados críticos.

“Un solo docente no puede enseñar la especialidad a tantos médicos, esas son las dificultades y deficiencias que tenemos en Cochabamba”.

Dijo que, con las políticas que se han implementado en los últimos años los graduados de la carrera tampoco quieren hacer esa especialidad.

Datos



Terapia Intensiva

Cuidados Intensivos es una especialidad dentro de los hospitales. Este servicio es proporcionado a los pacientes que tienen alguna condición grave de salud que pone en riesgo su vida y que por tal requieren de una monitorización constante de sus signos vitales y otros parámetros, como el control de líquidos.

El estigma

El presidente de la Sociedad de Medicina Crítica y Terapia Intensiva de Cochabamba, Ramiro Maldonado, dijo que hay un estigma con este servicio por parte de la población.

Aclaró que se debe educar respecto a este concepto porque lo que hace el servicio es estabilizar en sus signos vitales al paciente.

“He visto personas de 70 años que han salido de Terapia Intensiva y están muy bien y a jóvenes de 16 años que no han podido recuperarse, eso depende del cuidado de cada persona. Hay esos dos extremos”.

Cantidad en la Llajta

En Cochabamba hay 72 respiradores mecánicos en 16 establecimientos de salud que tienen el servicio de terapia intensiva.

De estos 20 están en los servicio públicos en el hospital Viedma, Instituto Gastroenterológico Boliviano Japonés, maternológico Germán Urquidi, hospital Pediátrico Manuel Ascencio Villarroel, hospital del Niño Manuel Ascencio Villarroel.

El hospital Cochabamba y el de Valle Hermoso cuentan con salas de terapia intermedia.

En los hospitales privados hay 52 camas con este servicio que están en las clínica Copacabana, Los Olivos, Los Ángeles, Albina Patiño, San Vicente, San Pedro, Morales, Clínica Boliviano Belga, Univalle y María de los Ángeles.

Costos

A excepción de los seguros médicos sociales, todos los centros de salud del departamento cobran por los servicios de terapia intensiva.

En el hospital Viedma el costo por día es de 4.000 bolivianos, es decir, cerca del 50 por ciento de lo que cuesta en un establecimiento privado.

En una clínica privada, el costo aproximado es de 1.000 dólares por día, situación que afecta económicamente a muchas familias que requieren del servicio.





Tags: Terapia,Intensiva,camas,0,tiene,déficit,Cochabamba

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa