Cochabamba, viernes 19 de octubre de 2018
Tragedia en el Carnaval de Oruro

Policía no halla garrafa que habría causado explosión que mató a ocho personas

La Unidad de Bomberos insiste en que la causa del siniestro, que mató a ocho personas e hirió a 40, fue una fuga de gas licuado. Algunos médicos, testigos y heridos dudan. 
| | 12 feb 2018 |

VELORIO DE LOS CUATRO MENORES DE EDAD. MARCO BELTRÁN



La Policía encontró restos humanos, de carpas, soportes de sombrillas, de botellas, pero no halló los pedazos de la garrafa que habría explotado la noche del sábado 10 de febrero en la avenida del Ejército y Bakovic, en la zona este de la ciudad de Oruro, donde murieron ocho personas y otras 40 resultaron heridas.

Esa jornada, Oruro vivía la fiesta del Carnaval declarado Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad y los hechos ocurrieron a una cuadra de la avenida 6 de Agosto, escenario de la peregrinación de fraternidades folclóricas.

En las calles, en los comercios y en las familias, la tragedia del sábado es tema de debate. En el hospital Oruro-Corea algunos médicos dudan de que se trate de una explosión de garrafa, “porque el impacto no irradiaría dos cuadras, como sucedió en este caso. Es algo más que eso, con seguridad”, afirma uno de ellos. Las víctimas atendidas en ese centro hospitalario tampoco creen en esa versión.

Miembros de la Asociación de Vendedores Ambulantes Candelaria están seguros de que se trata de una dinamita porque jamás vieron fuego. Solo escucharon el ruido de una fuerte explosión, el polvo cubrió todo y esquirlas de plástico, vidrio y fierro cayeron para clavarse en quienes estaban en el lugar. El impacto dejó sin piernas ni brazos a varias personas, entre ellas miembros de una familia cuya abuela había llevado a nietos y sobrinos para que ayuden a vender comida. Era el único puesto en la esquina y alrededor había venta de espumas carnavaleras, refrescos y cerveza. Al menos cinco puestos desaparecieron por completo y aún quedan en el piso varios restos. Luisa Calderón, desde el hospital, reclamó a las autoridades que sigan investigando.

"No creo que la garrafa haya explotado", aseguró.

El comandante de la Unidad de Bomberos, Marco Antonio Alave, dijo que recibieron la llamada de auxilio a las 18.40. Al llegar trasladaron a nueve heridos a diferentes hospitales y luego empezó el trabajo técnico de recolección de pruebas.

“Era un lugar difícil para trabajar por la hora y las calles que estaban intransitables debido a la fiesta. Era un puesto de comida y allí, aparentemente, el gas que escapa de la manguera fue emanando lentamente llegando a saturar el artesanal carro de venta ocasionando la explosión. Al interior del carro estaba la garrafa, la cocina y había una carpa roja improvisada”.

Alave no descartó otras hipótesis, sin embargo señaló que las investigaciones realizadas llevan a esa conclusión: “Lo que provocó la explosión fue el gas”.

Consultado de si hallaron los restos de la garrafa explotada, señaló: “No, no hemos encontrado nada. Creemos que alguien se los llevó”.

Expertos en explosivos llegaron desde La Paz. Llevarán las pruebas recolectadas para el análisis de laboratorio y, en un tiempo no precisado, ofrecerán un informe final.

Alave recomendó a los vendedores ambulantes que hagan revisiones periódicas de las mangueras que conectan a la garrafa. Señaló que capacitaron a los vivanderos, “pero la gente no termina de entender, no prevé estas situaciones y es una irresponsabilidad de las personas que elaboran estos alimentos”.

Las ocho personas fallecidas fueron ya retiradas de la morgue del Cementerio General de la zona sur y son veladas en el local Los Famosos, de la calle Lira y Washington, en el noroeste. La mayoría son miembros de una familia de escasos recursos y reciben el apoyo de amigos.

La calle Bakovic y avenida del Ejército está rodeada de gente curiosa que se da modos para ver el desastre que dejó la explosión. La Policía intenta mantener al margen a los curiosos. Allí, se armó una improvisada tumba. Muchos llevan flores y otros encienden velas.

HERIDOS Tras la explosión, los heridos fueron trasladados al hospital Oruro-Corea, al San Juan de Dios, al Hospital Obrero y a la clínica Natividad.

La médica de turno en el hospital Corea Patricia Torrico relató que el hospital se tiñó de sangre la noche del sábado. “Todos sangraban, llegaron al mismo tiempo unos 20 heridos. Estaban en situación crítica y algunos entraron en shock hipovolémico (desangramiento).

Estabilizarlos llevó unas cuatro horas. Ayer, cinco personas del Hospital Corea y cuatro de otros centros fueron transferidas a La Paz, porque estaban en situación crítica y debían ser operadas. Hay 31 personas que permanecen en hospitales.

Uno de los pacientes tiene comprometido el globo ocular izquierdo, otro dejó de escuchar en el oído derecho, los demás están heridos en los brazos y piernas. Una víctima tiene una herida profunda en la pierna izquierda, le falta piel y masa muscular.

Las salas de internación están ocupadas por las víctimas del impacto explosivo. Comparten entre ellos la experiencia trágica que les tocó vivir.

Ayuda

El Ministerio de Salud cubrirá los gastos médicos de las víctimas que no posean seguro médico, afirmó una fuente oficial. 

Testimonios

Gregorio Vargas Ramírez

Pasaba de casualidad por el puesto de comida y de pronto se escuchó la explosión. Ya no se podía escapar. Estaba como a cinco metros. Delante de mí cayó una señora que se encontraba ya sin vida y sin extremidades inferiores. Me asusté y revisé mi cuerpo para ver si no me faltaba nada. Gracias a Dios estaba bien.

Empecé a caminar por mis propios medios, pero mis piernas me empezaron a doler. Vi que en ambas extremidades tenía esquirlas. Llegué así hasta el hospital.

Homero Ayma Cayoja

Estaba con mi esposa e hija. Llevamos 25 platos de pollo al horno para vender. Nos instalamos justo en la esquina y de pronto sentimos llegar una ráfaga de viento. Fue tan rápido que no nos dio tiempo a reaccionar. Nos dimos la vuelta y habían personas mutiladas, sin pies ni manos. Busqué a mi esposa y mi pequeña hija, ambas se encontraban bien. Solo yo sangraba de la cara. Fue lo más duro que me pasó en la vida. Vi a personas agonizar y a una bebé sin sus miembros inferiores y ya sin vida. Mi esposa me dice que segundos antes de la explosión escuchó que alguien gritó: ¡"bomba"!.

Las autoridades tienen que ayudar a que todos recuperen la salud primordialmente y después nos apoyen para recobrar la inversión.

Frey Pacheco

Soy orureño y me encontraba disfrutando del Carnaval. Decidí bajar de la gradería para ir a encontrarme con mi enamorada y darle las manillas de control. Tras pararme unos minutos en la esquina, se escuchó la explosión y perdí la conciencia. Al despertar, lo primero que vi fueron a personas gritando y botadas en el piso. Tengo incrustaciones de vidrio en todo mi cuerpo, pero me recuperaré.



UN EXPERTO EN EXPLOSIVOS INSPECCIONA EL LUGAR DE LA EXPLOSIÓN, EN ORURO. EFE





Tags: mató,ocho,personas,explosión,causado,halla,garrafa,habría,Policía

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa