Cochabamba, Bolivia, Lunes 20 de marzo de 2017
Mundo

Evangelina, la mujer que emergió del lodo es símbolo de la reconstrucción

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 60.416666666667
Compartir
elmundo.es | 20/03/2017 | Ed. Imp.
Evangelina Una casa de madera es arrastrada por un alud de lodo y queda atascada en un puente. La casa logra durante unos preciosos minutos bloquear la salida del lodo hasta una caída de agua que lleva a la playa de Punta Hermosa, en Lima. De entre las maderas, que antes de ser arrastradas por la avalancha eran una cuadra de cerdos, emerge una mujer marrón: Evangelina Chamorro. Detrás de ella, una de sus vacas también resiste sin emitir un solo mugido.

Su largo cabello, pesado por el lodo, se engancha en las maderas, pero Evangelina logra ponerse en pie. Despacio, sin gritos, sin aspavientos, camina sobre las maderas que flotan en el lodo hasta llegar casi a la orilla. Hace un amago de saludo con su mano, como diciendo "aquí estoy". Resbala y cae a tan solo un metro de salvarse. Vuelve a levantarse, estira su brazo, agarra una de las manos que luchan por alcanzarla y, ahora sí, sabiéndose a salvo, se derrumba.

EL MUNDO hizo el recorrido a la inversa de este huaico (de wayku, en quechua "quebrada", flujos de lodo muy destructivos) y llegó hasta lo que fue la granja de Evangelina. Ella, y su marido, también arrastrado por la avalancha, vivían junto a sus dos hijas de 5 y 10 años en una precaria vivienda de madera construida en el mismo cauce del conocido como Río Seco, a 2 kilómetros del lugar en el que emergió del lodo. Como 50 familias de este asentamiento humano ilegal conocido como Nueva Navarra, criaban en este río, durante décadas seco, vacas, cerdos y aves de corral. Compraron sus parcelas a traficantes de terrenos y se endeudaron con el banco para poder pagar. Al resto de sus vecinos, les dio tiempo a salir antes del huaico. Pero a Evangelina no. Lo primero que preguntó al ser trasladada al hospital fue por sus dos hijas, que en el momento en el que el barro se llevó todo, estaban por suerte en el colegio. "Pensé en mis hijas y en Dios", dijo en el hospital tras describir que cuatro veces se hundió en el lodo.


Tags: evangelina, mujer, emergió, lodo, símbolo, reconstrucción







Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.