Cochabamba, Bolivia, Viernes 17 de febrero de 2017
Opinión
EL OJO DEL PUEBLO

Cochabamba y tráfico pesado

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 59.857142857143
Compartir
Por: GONZALO MALDONADO R. | 17/02/2017 | Ed. Imp.
En un recorrido por los cuatro puntos cardinales de la ciudad de Cochabamba, encontramos que al menos un 50 por ciento de las calles, aceras y calzadas están en pésimo estado. ¿Por qué?

Hay de todo, pavimentos hundidos por donde cambiaron tubería de agua o alcantarillado, o hicieron arreglos de las cámaras de alcantarillado. Llovió algo en 2017 y empezó a relucir el mal trabajo. Eso significa que no hay control de calidad en las obras que no pasan de seis meses.

Otro problema: las vías no están diseñadas para la circulación de camiones de alto tonelaje y con exceso de carga, pese a la Ley de Cargas de 1997 y a una nueva del 2015. Nadie acata y no hay autoridad que haga cumplir la norma.

Ahí están como ejemplo las avenidas Melchor Pérez de Olguín, Beijing, Siglo XX, Calancha, Capitán Ustáriz, Circuito Bolivia, 6 de Agosto, Circunvalación I, Rubén Darío que bordea la serranía de San Pedro, Villazón, Panamericana y los accesos al distribuidor de La Muyurina. Algunos ciudadanos señalarán otras en el Casco Viejo, la Heroínas, Ayacucho, 25 de Mayo y otras en las que el asfalto está tan deformado, que resultan un riesgo para los peatones y vehículos.

¿Cuál es la solución? Para el transporte pesado, sin duda es desviar todo ese tráfico de las áreas urbanas de la Región Metropolitana, desde Suticollo hasta Aguirre. Así se libera de esa presión a zonas desde Sacaba hasta Sipe Sipe, se disminuyen al mínimo los riesgos de todo tipo de accidentes y daños a la infraestructura urbana. Tal medida sería un alivio para el tráfico urbano entre Sipe Sipe, Vinto, Quillacollo y Cercado. Una avenida interurbana de verdad ahorraría tiempo y consumo de combustible.

Segundo, para el transporte de alto tonelaje que circula entre provincias, está el túnel de El Abra. La avenida que bordea el río Tamborada puede derivar en la Av. Capitán Ustáriz para salir al Valle Bajo.

Tercero, existe la Ley de Cargas y Dimensiones. ABC tiene la tarea pendiente de construir “estaciones de pesaje” desde el 2000. Por otra parte, los municipios de la Región Metropolitana deben implementar “balanzas móviles”. Este mecanismo resultará más ventajoso como inversión que reconstruir pavimentos. Al mismo tiempo, como existen agentes municipales de tráfico, deberían ser los encargados de exigir el cumplimiento de la norma, tanto en peso por eje como las dimensiones, para evitar que dañen la infraestructura urbana, eso será más económico que reparar o reconstruir. El reto está planteado, esperemos que las autoridades mejoren esta propuesta.


Tags: cochabamba, tráfico pesado







Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.