Cochabamba, Bolivia, Domingo 18 de septiembre de 2016
Cochabamba
Último adiós. Familiares, amigos y profesionales se dieron cita en el cementerio General para el entierro del filósofo y antropólogo Wilfredo Camacho.

Despiden al profesor Wilfredo Camacho como a él le gustaba

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 58.841309823678
Compartir
Por: JIMENA NÚÑEZ LARRAÍN | 18/09/2016 | Ed. Imp.

DESESPERACIÓN. LA ESPOSA DE WILFREDO CAMACHO, MELVI MUJICA Y SU HIJO WÁSKAR LE BRINDAN EL ÚLTIMO ADIÓS. MARTÍN NUMBELA


Mientras decenas de dolientes ingresaban al sector de Notables del Cementerio General de la ciudad, ayer al promediar la una de la tarde, una brisa fresca levantaba al vuelo las polleras de las compañeras socioculturales de Wilfredo Camacho García, quienes decidieron ir vestidas de cholas a su entierro.


El profesor era reconocido por su trabajo constante de rescatar la cultura ancestral, los juegos de antaño y la revalorización de tradiciones como la wayllunk’a y el mast’aku, como celebraciones de la vida y la muerte. Así como le gustaba vivir fue enterrado, asegura Maximiliano Salguero, poblador y colega de labor de la población de Tiataco, junto a quien trabajaba hace 18 años revalorizando la fiesta Jornada Sociocultural del Mast’aku.

Durante la ceremonia de sepelio, varios de sus familiares, amigos y allegados se refirieron al maestro Wilfredo Camacho como un hombre lleno de saberes, que los guió hacia el redescubrimiento y valorización de su cultura. “La muerte es un grito a la vida, solía repetir el profesor”, afirma Juan Carlos Sabaj, promotor sociocultural, quien tomó la vida de Camacho como un gran ejemplo, porque era una persona que llegó a este mundo con una misión y luego de cumplirla partió.

De acuerdo con Sabaj, ellos (los dolientes) están atravesando por un momento difícil, indudablemente; pero, enfatiza que dentro de la cosmovisión andina cuando el alma abandona el cuerpo pasa a mejor vida, y normalmente los vivos deberíamos estar felices, porque el alma ha pasado a un mejor lugar y está tranquilo y sin dolor.

“Cuando termine todo, nosotros nos volveremos a reunir y comenzaremos a preparar la visita del maestro, porque ahora es un alma nueva y llegará a convivir con nosotros en la fiesta de Todos Santos”, finaliza Sabaj.

Logros

En febrero pasado, Camacho recibió el premio Eduardo Abaroa por la investigación “Desde el olvido a la reivindicación”.


Tags: despiden, profesor, wilfredo, camacho, como, él, gustaba







Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.