Cochabamba, Bolivia, Sábado 1 de octubre de 2011
Opinión

La Ley Educativa 070

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 56.734693877551
Compartir
Por: REYNALDO FLORES RAMOS Lic. en Ciencias de la Educación. | 01/10/2011 | Ed. Imp.
Para conocer el verdadero fin de una ley educativa no es suficiente dar una mirada a la estructura de organización curricular como acostumbramos hacerlo, sino es importante conocer los principios filosóficos que dan el norte a cualquier sistema educativo. De este modo dar una mirada a los bases filosóficas de la nueva Ley Educativa Avelino Siñani – Elizardo Pérez nos permitirá conocer la verdadera dimensión y finalidad que percibe la Ley 070 promulgada el 20 de diciembre de 2010.

Las anteriores leyes educativas respondían a modelos implementados en el coloniaje que favorecían a grupos privilegiados de entonces, inclusive la Reforma Educativa de 1994 respondía a los intereses e ideologías neocoloniales, porque sus bases filosóficas estaban orientadas a desarrollar competencias cognitivas, que sólo construían el conocimiento ideal o teórica y se olvida de la formación integral del individuo haciendo a un lado la investigación científica, las prácticas de la ciencia, tecnología y la técnica, no se habla de trabajo colectivizado, productivo que responda a las necesidades de la sociedad actual, a pesar que la Reforma Educativa de 1994 propuso una corriente pedagógica constructivista pero no quedó clara su práctica didáctica por lo que en la práctica de aula pasó a ser una práctica pedagógica descontextualizada.

A diferencia de las leyes educativas anteriores, la Ley 070 Avelino Siñani – Elizardo Pérez se adscribe a la corriente pedagógica social cuya base filosófica es de tendencia socialista que pretende retomar las huellas productivas del pasado en especial de nacionalidades indígena originarias y la experiencia educativa de Warisata, que tuvo su expresión más alta en los años 1931 hasta 1940, iniciando y desarrollando la educación productiva y comunitario ejercitando el trabajo ligado no solamente a la parte económica, sino, esencialmente a la sabiduría de los pueblos originarios que estaban basados en la convivencia y reciprocidad con la comunidad y la naturaleza a través de las labores agropecuarias y los talleres bajo la trilogía de “estudio, trabajo y producción”. Esta experiencia pedagógica de la escuela Ayllu fue ocultada para beneficio del sistema dominante y el sometimiento de millones de personas de la clase popular indígena en la pobreza y la ignorancia.

La filosofía de la nueva Ley Educativa busca responder a la realidad cultural, económica, social y política de la sociedad plurinacional en base a experiencias filosóficas de la escuela Ayllu y de otras experiencias pedagógicas para contribuir a la convivencia armónica y equilibrada del ser humano con la Madre Tierra, buscando la justicia social, distribución y redistribución de los productos y bienes sociales, para Vivir Bien. Para lograr todo lo manifestado, la Ley 070 es descolonizadora, intracultural, intercultural, comunitaria, productiva, laica, inclusiva, científica, técnica y tecnológica.


Tags:







Copyright © 2003-2016 Opinión. Todos los derechos reservados.