Cochabamba, Bolivia, Domingo 17 de abril de 2011
Ciencia y Tecnología

El ser humano conquista el ecosistema y rompe el equilibrio

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 0
Compartir
17/04/2011 | Ed. Imp.

Los bosques y las personas están interconectadas, y esto ha sido así desde tiempos que no se tiene memoria. Siempre, tanto el árbol como el hombre, han tenido una especial relación basada en la supervivencia. Era una delicada cadena de existencia que antes el ser humano trataba con respecto y aprecio. Pero, según Cristian Frers, los seres humanos empezaron a trastornar este equilibrio. Empezaron a ver el bosque no como parte de ellos sino como algo a ser conquistado. Usaron los bosques, que aparentaban sin límites, cortando millones de árboles. Recién ahora nos damos cuenta que los bosques sí tienen límites y que ya es tiempo de regresar al anterior equilibrio. Todos los organismos vivientes dependen de los bosques. En un viejo árbol del bosque pueden encontrarse hasta 1.500 invertebrados viviendo en él. Algunas de estas especies pueden ser claves para el esclarecimiento científico. Cada planta y cada animal es único y muchos de estos animales dependen enteramente de los bosques. En estos ecosistemas se producen intercambios de materia y energía con el medio. Gracias a ello, estos ecosistemas utilizan la energía del Sol y el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera para producir madera. Los bosques desempeñan además importantes funciones ecológicas como la regularización del equilibrio hídrico y del clima y la prevención contra la erosión del suelo. Por otro lado, protegen la biodiversidad, proporcionan madera, leña, retienen el carbono y frenan el cambio climático, generan empleo y son un lugar de esparcimiento y ocio para la población de las ciudades, cada vez más alejada de la naturaleza. Todavía hay muchas cosas que se desconocen de los ecosistemas forestales, pero cada día hay nuevos descubrimientos. La protección de los bosques no significa sólo salvar muchos árboles; es preservar un proceso vital que se inició hace millones de años. 








Copyright © 2003-2014 Opinión. Todos los derechos reservados.